Bruncheando en Santiago

Les contaremos de algunos lugares para darse un patache de fin de semana con levantada tarde.
  • HOLM, cocina feliz
Como bien lo dice su nombre, es un lugar para estar en paz, comer lento y estar consciente de cada uno de los sabores que pasan por tus papilas gustativas. Es un lindo lugar para ir más de una vez

Algunos desayunos del mundo

Bien sabemos que en alguna parte del mundo ya es hora de desayunar.

Acá les compartimos unos cuantos, para inspirarse y probar algo nuevo, empezamos con las tostadas francesas o pain perdu.

 

Su origen nace en la Europa Medieval bajo la mano creativa de los cocineros de la época. Es un plato sencillo pero muy suculento.

Ingredientes:

¿Cuanto cuestan los huevos?

¡Incluso cuando los huevos son caros, es sorprendente que cuesten lo poco que cuestan! Son orbes (¡sólidos y duros!) que han sido expulsados ​​de animales, pero que están disponibles para nosotros por docenas. Los huevos son perfectos, ya que contienen todas las vitaminas y minerales que los humanos necesitamos para sobrevivir, entre ellos, las vitaminas B12, B2, A y B5, y mucho, mucho más. ¡Los huevos son milagros! Peso a peso, en comparación con cualquier otra proteína animal

Huevadas

Ilustración: Franesii Cuando pienso en huevos fritos, pienso en los mitos-no-tan-mitos del desierto que dicen que sobre una de esas piedras se puede freír perfectamente un huevo. No sé porque pienso eso, ni qué sentido tiene escribirlo acá, acaso algún día estaré en el desierto con ganas de desayunar y no hallaré nada mejor que freír un huevo sobre una roca a chorromil grados Celsius. Luego evoco alguna pregunta de prueba universitaria en las que sacaba cero puntos, en d

La tierna historia de Los Tres Chanchitos

Ilustración de Ignacio Pimentel.  

Érase una vez, en el corazón de un frondoso bosque, tres chanchitos que eran hermanos y un lobo, que siempre los perseguía, no precisamente por diversión.

Un día, ya cansados de arrancar, los chanchitos decidieron hacerse una casa. Sin embargo, como buenos hermanos, no lograron ponerse de acuerdo cómo la construirían, por lo que finalmente cada uno construyo la propia. El pequeño l

MANIFIESTO

¿Comer con la mano o con cubiertos? Y si se come con la mano ¿chuparse los dedos o usar servilletas? El chupe de guatitas ¿maravilloso o nica…? Por ahí va la cosa. Somos diferentes, pero nos une la comida. Las guatitas pueden ser guácala, pa qué estamos con cosas. Pero pocos sabores despiertan tanta poesía y tantos insultos a la vez. Las guatitas simbolizan contrastes, polémicas, gestos de amor y de repudio. Ésa es la pasión que nos mueve, que nada sea indiferente para el palad

Charquican: un plato con denominación de origen

El Larousse Gastronomique lo describe como plato chileno. El propio Pío Nono, después de pasar por Chile en 1824, y antes de ser nombrado papa, lo citó en la famosa frase “beatus chilensis qui manducam charquicanem”. Es el plato típico de la mamá y de la abuelita. ¡Es el mismísimo y honorable charquicán! Pero un segundo… ¿de dónde viene el charquicán? Una elocuente fuente* señala que el charquicán tuvo su origen por ahí por el siglo

Algunas notas de la Fuente Alemana

A pasos de la estación Baquedano se encuentra este clásico santiaguino. Inaugurada en la década de los 30 por los hermanos Siri, esta tradicional sanguchería del centro de la capital no ha cambiado con los años. Y eso se agradece. El pan es hecho por ellos mismos. Se rumorea que las proporciones disminuyeron después de la crisis, sin embargo, el sabor de sus sanguches sigue siendo delicioso. Cuando voy a la Fuente Alemana de la Alameda (hay otra en Pedro de Valdivia) me voy a la segura

Octopus vulgaris chilensis, breve historia de un imitador

Octavio Misceláneo Contreras Contreras era un pulpo de los mares del Pacífico que deambulaba atajando lo que pudiese, o como bien se dice: lo que fuese del cariño ajeno. Aparentaba ser un agradecido de la vida, con la sonrisa de oreja a oreja y los brazos siempre abiertos esperando un abrazo o abrazar, cual profeta de las profundidades. Un día, dada la crisis y la veda pesquera, Octavio se vio en aprietos económicos. Sus funciones en el área de control de calidad de su empresa estaba

En gustos no hay nada escrito

Por Natalie Messer   Siempre lo he dicho (y sin miedo): No me gusta el pan. Siento que es de esos alimentos que siempre están en el centro de la mesa orgullosos, el comodín,  y el culpable de muchos cambios en la ruta de vuelta a casa debido a que "alguien debe pasar a comprar pan para la once". Pero como todo odio tiene algo de amor. Debo reconocer que a veces siento un amor culpable por él. Cuando viajo fuera de Chile un tiempo largo, ¡cómo te extraño crujiente maraqueta re