Chicken Run: la historia del que no se fugó.

Existe la evidencia de que la película Pollitos en Fuga, estrenada en los cines por ahí por el cambio de milenio, es real. Hoy contaremos una arista desconocida: la historia del pollito que no se fugó. Este relato fue entregado por uno de sus protagonistas, que vive actualmente en una granja de Gallinas Felices, por ahí cerca de Yumbel. ---------------------------------------------------------------------------------- Érase una vez, en la granja de don Ab

La tierna historia de Los Tres Chanchitos

Ilustración de Ignacio Pimentel.  

Érase una vez, en el corazón de un frondoso bosque, tres chanchitos que eran hermanos y un lobo, que siempre los perseguía, no precisamente por diversión.

Un día, ya cansados de arrancar, los chanchitos decidieron hacerse una casa. Sin embargo, como buenos hermanos, no lograron ponerse de acuerdo cómo la construirían, por lo que finalmente cada uno construyo la propia. El pequeño l

Octopus vulgaris chilensis, breve historia de un imitador

Octavio Misceláneo Contreras Contreras era un pulpo de los mares del Pacífico que deambulaba atajando lo que pudiese, o como bien se dice: lo que fuese del cariño ajeno. Aparentaba ser un agradecido de la vida, con la sonrisa de oreja a oreja y los brazos siempre abiertos esperando un abrazo o abrazar, cual profeta de las profundidades. Un día, dada la crisis y la veda pesquera, Octavio se vio en aprietos económicos. Sus funciones en el área de control de calidad de su empresa estaba

En gustos no hay nada escrito

Por Natalie Messer   Siempre lo he dicho (y sin miedo): No me gusta el pan. Siento que es de esos alimentos que siempre están en el centro de la mesa orgullosos, el comodín,  y el culpable de muchos cambios en la ruta de vuelta a casa debido a que "alguien debe pasar a comprar pan para la once". Pero como todo odio tiene algo de amor. Debo reconocer que a veces siento un amor culpable por él. Cuando viajo fuera de Chile un tiempo largo, ¡cómo te extraño crujiente maraqueta re

Las vertiginosas andanzas de Renato el conejo

Ilustración por Ignacio Pimentel Ascui   El conejo Renato era un conejo común y corriente. Salía, bebía y fumaba de vez en cuando. Eso sí, era un fumador social: cuando bebía, a veces se fumaba un pucho. Le gustaban las ensaladas y, como buen conejo hípster, no le gustaba tanto la zanahoria y la lechuga con balsámico lo mataba… Con una vinagreta era feliz. Renato tenía un montón de amigos y, gracias a él, uno de ellos, Jerónimo

Con la marraqueta no se juega, chiquitín

  A mediados del 2016 nuestras piernas temblaron. No estamos hablando de la aparición de un nuevo reggeaton ni de una polémica en el matinal. Fue por una buena razón: de etiquetar todos los alimentos con sus sellos, llegó el fanatismo por la alimentación saludable y los ojos se pusieron nada más ni nada menos que en la marraqueta. La marraqueta, pan francés o pan batido,  es el pan de Chile y corría peligro. No había hallulla que le pudiese hacer la batalla. La aparente cul

Pan Automático

Por Paulina Cáceres.
Ilustración de Paz Rebolledo (@manzanarana.manzanarana)

Desde hace un tiempo como pan hecho por mi.
Digo que es hecho por mi pero todo el trabajo lo hace una máquina para hacer pan. Es un pan mucho más sano. ¡Es incluso vegano! Uso mantequilla vegetal, miel, leche de coco, levadura, harina y sal.
Echo los ingredientes en la máquina, apreto un botón y listo. No tengo ni siquiera que amasar. Pareciera el pan ideal.
Pero a mi pan le falta algo.
Cuando lo saco de la máquina está inflado y oloroso, pero al rato se deshincha y se arruga.
Me imagino que se siente solo. Debe ser su alma ancestral de pan acostumbrada a estar siempre en sociedad.