Resulta que a veces cuando vives solo, hay un sinfín de circunstancias a las que uno debe enfrentarse; sobre todo si uno se va a vivir a la ‘rechupalla del mundo’ en un pueblito que tiene todo cerrado un fin de semana largo.
Frente a ese pormenor me encontré un sábado por la mañana en casa, sin pan alguno ni nada que se le asemeje para acompañar mi desayuno y once en esos días… Afuera, llovía a cántaros como para salir en la aventura de hallar el ‘pan elegido’ y no pintaban los ánimos en absoluto para sacar ni la nariz afuera.
Entonces, como toda persona actual frente a algún problema, acudí de inmediato a San-google, ‘patrono de las dudas muchas´, busqué varias recetas de pan, pero, como suele suceder en algunas habían ciertos ingredientes con los cuales yo no contaba en mi cocina… Resumiendo, usé varias recetas que fusioné creativamente en una sola y bueno, he aquí el resultado:
Ingredientes:
  • 1 Kg de harina sin polvos de hornear
  • 1/2 litro de agua tibia
  • 2 cucharaditas de levadura granulada (una vez no tenía levadura así que usé 5 cucharadas de cerveza, no sube mucho el pan, pero igual funciona…Nunca lo he hecho reemplazando con polvos de hornear, pero… ¿por qué no? más que mal, todo es una experimentación creativa a la hora de sobrevivir la carencia de pan)
  • 100 gr de manteca derretida previamente [un par de segundos en el microondas basta] (yo usé manteca vegetal, otras veces he usado manteca de coco y funciona también!)
  • 1 cucharada sopera de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar.
  • poquito de leche (para pintar la superficie al final)
Preparación:
1. Para realizar la masa de este “Pan salvavidas de fin de semana largo ‘hágalo usted mismo'” mezclé en un recipiente grande: la harina cernida, la levadura, la sal y el azúcar*. Disponer la mezcla en el recipiente como si fuese un volcán e ir añadiendo el agua y la manteca uniformemente, así como también ir incorporando todo con una cuchara de palo hasta que comience a formar una masa que luego deberá amasar con las manos hasta que sea uniforme y cuyos ingredientes estén todos integrados. Una vez lista, envolver en un paño de cocina limpio y dejar reposar dentro del recipiente tapado por unos 10 min (en algunas recetas decía que si se aumenta el tiempo de reposo, más esponjoso queda el pan, yo generalmente lo dejo entre unos 10-15 min y como máximo 20 min…porque sino pienso que la masa se enfría mucho y eso no es muy bueno).
2. Pre-caliente un poco el horno. Pasado el tiempo de reposo, amasar un poco más y luego poner la masa en un molde para el horno previamente con papel para hornear. O, de lo contrario, también se pueden formar bolitas y luego pancitos para poner sobre la lata del horno, pero; por la consistencia del pan que queda después, prefiero ponerlo todo en un mismo molde, así se conserva mejor y dura más días sin endurecerse (recuerden que hay que sobrevivir el fin de semana largo!). Una vez en el molde, pinchar un poco con un tenedor y pintar con un pincel la superficie con leche fría (solo para que tome algo de color; ahora si no se prefiere leche, también se puede espolvorear con un poco de harina).
3. Hornear en unos 200 ºC con el calor uniformemente por arriba y por abajo durante 8-10 minutos o hasta que vea que ya se ve relativamente cocido/tostado. Yo tengo un horno eléctrico que es mega veloz, entonces horneo los 7 primeros minutos con 200º, de ahí voy bajando la temperatura al ojo (en la medida que veo que el pan se va cociendo) hasta llegar a 0 y lo dejo enfriar dentro del horno un poquito abierto.
4. Pase el pan a una tabla y córtelo en rebanadas (de 2 cm aprox.) a gusto para acompañar con lo que tenga a mano. Buen provecho y si les resulta bien esta receta, felicidades! ya has sobrevivido un fin de semana largo con pan casero ‘hágalo ud. mismo’.
*igual si desean, pueden agregar también junto con los ingredientes secos lo siguiente: orégano, aceitunas, chicharrones, queso rallado, ají, etc (en realidad cualquier cosa extra que desee saborizar vuestro pan)

ESCRIBIR UN COMENTARIO